Paro de 4 líneas de colectivos por otro ataque a un chofer en el conurbano bonaerense

Las líneas 78, 87, 111 y 127 están sin servicio gracias a una medida de fuerza adoptada por los trabajadores a raíz de un nuevo hecho delictivo sufrido en Vicente López.

Los trabajadores de las líneas de colectivos 78, 87, 111 y 127 llevan adelante un paro después de que un chofer fuera tiroteado en un robo. El sucedió a la altura del complejo residencial de vecindario Canguro, en el partido de Vicente López.

Por esto, los empleados de la compañía “Los Constituyentes SAT” eligieron hacer la medida de fuerza por tiempo impreciso.

Desde la Unión Tranviarios Automotor (XXX) reclaman de cuestiones de inseguridad tras convocar a una asamblea. Hasta entonces, en las horas siguientes evaluarán hasta cuando se extenderá el paro.

El chofer agredido fue reconocido como Matías Pereyra y se constató que recibió un tiro de arma de fuego en su mano. El ataque fue perpetrado por dos sujetos que habían subido al colectivo en las calles Italia y Constituyentes. El trabajador está fuera de riesgo.

Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) reclaman de cuestiones de inseguridad tras convocar a una asamblea. Hasta entonces, en las horas siguientes evaluarán hasta cuando se extenderá el paro.

El chofer agredido fue reconocido como Matías Pereyra y se constató que recibió un tiro de arma de fuego en su mano. El ataque fue perpetrado por dos sujetos que habían subido al colectivo en las calles Italia y Constituyentes. El trabajador está fuera de riesgo.

Trabajadores de las líneas de colectivos 78, 87, 111 y 127 -pertenecientes a la compañía Los Constituyentes- cumplen hoy un paro de 24 horas en reclamo de más seguridad, tras conocerse que un chofer fue tiroteado anoche en el transcurso de un asalto.

El hecho de inseguridad ocurrió cuando la unidad circulaba por la ciudad bonaerense de Villa Concepción, en tanto que la protesta crea adversidades para viajar en el noroeste del conurbano.

La medida de fuerza, que perjudica a estas 4 líneas de colectivos que cubren diferentes recorridos entre la localidad de Buenos Aires y el partido de San Martín, se extenderá hasta la medianoche, esperando de una respuesta a la problemática.

Así lo confirmó a Télam uno de los delegados de la comisión interna de los trabajadores de la compañía de transporte público de usuarios Los Constituyentes, quien indicó que el paro fue dispuesto en el contexto de una asamblea realizada después de que Matías Pereyra, de 34 años, chofer de la línea 111, fuera herido de un balazo en su mano en el transcurso de un robo ocurrido en su paseo desde Munro hacia José León Suárez.

“El compañero está colapsado, muy nervioso por el hecho vivido. Por medio de Dios, para los familiares y compañeros, está fuera de riesgo y sólo tiene una fractura en la mano”, relató Julián Senos, gerente gremial de los trabajadores de la compañía.
Además, consignó que en las próximas horas serán recibidos por las autoridades de la Regional San Martín de la Policía bonaerense, a quienes reclamarán superiores cuestiones de inseguridad para lograr realizar su labor.

La víctima conducía el de adentro 7004 por la ciudad bonaerense de Villa Concepción cuando, hacia las 23 de anoche, fue atacada por dos delincuentes que viajaban como usuarios y esperaron a quedar solos para asaltarlo.

“Venía en su paseo recurrente de Puerto Madero a cabecera, y en Constituyentes e Italia le subieron dos sujetos que en el lapso del viaje comenzaron a robarlo y le sustrajeron el celular”, contó hoy al canal C5N el encargado Julián Bustos.

El gremialista explicó que “en un instante el chofer quiso forcejear y le dispararon, le pegaron en la mano izquierda, (y la bala) traspaso de lado a lado”.

Los delincuentes bajaron del colectivo, escaparon y hasta el día de hoy no fueron localizados, según indicaron voceros policiales.
Pereira fue movido en primera instancia al Hospital de Vicente López, donde recibió las primeras curaciones y después derivado a una clínica de la ART.

En tanto, el secretario gremial de la UTA, Luis Duperré, se quejó de que “cada vez se ofrece menos seguridad” a los choferes de colectivo y reclamó más cámaras en las entidades, dado que “sólo el 15 ó 20 por ciento” tiene este gadget en el área metropolitana.

“Los choferes nos encontramos expuestos las 24 horas y poseemos hechos (de inseguridad) todos los días. Si no es en una región, es en otra y en este último tiempo, cada vez se nos ofrece menos protección”, ha dicho.

Y más allá de que admitió que las cámaras de seguridad en las entidades probaron ser una medida “efectiva”, aseguró que conforman “una minoría” los colectivos que tienen ellas.

“Muchas compañias se comprometieron a comprarlas y el gobierno a financiarlas, pero no se está cumpliendo”, ha dicho.